#Gdmbloggersss · Fashion

Donde la joya que deseas, se hace realidad

Allá por el año 84 un hombre, joyero de profesión, decidió que era el momento de enseñar por fin a su nieto Arturo a qué había dedicado toda su vida. Y no solo mostrándoselo, sino introduciéndole en el mundo con tanto fervor y pasión que hizo que ese joven de 16 años se enganchara con uñas y dientes a este mundo de oro, diamantes y piedras preciosas. Desde aquel momento nunca más quiso abandonarlo y gracias a ello, aún con el paso de los años Joyería Castellanos existe y hoy más fuerte que nunca.

“Ya no se sabe tanto de joyería como antes”, dice Arturo, pero él cree en lo que hace y sabe que aquellas personas que realmente aman las joyas, no compran fabricaciones industriales sino cosas personalizadas.

“He llegado a tardar un año en hacer una pieza concreta, pero merece la pena”, apunta. Nos explica como los años 70, 80 y 90 fueron años duros debido a las creaciones en masa de los grandes del sector y comenta que hoy por hoy internet también puede hacer mucho daño ya que reducimos en calidad sin darnos cuenta de que los arreglos de esas piezas en mal estado acaban arreglándolas los joyeros tradicionales como Arturo. Y es que ésta familia sabe perfectamente lo duro que es vivir de este mundo, pero para ser bueno en esta profesión hace falta “paciencia y amor” y eso es lo que lo sobra en esta pequeña Joyería de Alza.

“Todo lo que pidas, se puede crear”, reafirma, porque ya no vale caer en la tentación de comprar la joya de compromiso estándar o las alianzas que todo el mundo lleva. Dibuja en un papel lo que quieres y juntos podréis hacer magia, porque el taller de Arturo es eso, el lugar donde se escuchan tus deseos y se hacen realidad. Podrán tardar en llegar, sí, pero ¿no merece la pena esperar por algo único?

Yo esperaría toda la vida.

– Paseo de Larratxo, 98 –
Comercio perteneciente a San Sebastián Shops y Gipuzkoa de Moda
Anuncios

2 comentarios sobre “Donde la joya que deseas, se hace realidad

  1. ¡Qué posterior más bonito!
    Es cierto, Arturo es un magnífico joyero y es un honor tenerle cerca, en Altza.
    No sólo realiza encargos y piezas únicas también repara con mimo piezas familiares de gran valor sentimental respetando su esencia.

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo contigo, Pilar. Quedan pocas personas así. Personalmente son personas muy dignas de admirar en este mundo de prisas y creaciones industriales y mecanizadas.
      Un saludo y gracias por pasarte por aquí 🙂
      Soraya

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s